miércoles, 23 de mayo de 2007

Andresito

Al igual que muchos, estoy putrefacto de las rimas baratas de Calamaro, a tal punto que me tenté de darle con su propia medicina:

Andresito, querido, estás hasta en la sopa
pero quiero que sepas que no soy ningún opa
por más que hayas estado largo tiempo en Europa
veo que has cambiado sólo la ropa.

Andresito, papirri, decís “Feliz Navidad sangrienta”
pero tu música ya no me tienta
es más, me revienta
y no hay posibilidad de que me arrepienta.

Andresito, estimado amigo, cómo la estarás limando a Julieta
quien a Charito debe estar dando la teta
capaz que ni tus rimas ya respeta
no falta mucho para que te pase la papeleta.




martes, 8 de mayo de 2007

La “poesía” del nuevo rock argentino II

“Si hoy no estás
tal vez me pueda conectar igual
estoy seguro que mas tarde entrás
y que nos vamos a encontrar.
(...)

Estribillo:
mandame un e-mail (te lo pido de nuevo)
escribime un e-mail (te lo digo mil veces)
mandame un e-mail (te lo pido de nuevo)
escribime un e-mail...
si no te conectas al messenger.

No se porqué
me gasté tanta plata en internet
después de todo no me conocés
y no nos vamos a encontrar”.


“Mandame un E-mail”, Ahora, 2006.

La primera vez que escuché esto pensé que era una broma. O una publicidad. Estos chicos de La Plata deben haber tomado como influencia a Jugate Conmigo, sino ¿cómo se puede explicar semejante pelotudez? Ni Airbag podría hacer tamaña mierda. Parece que ser pop en Argentina implica cantar idioteces como ésta, o hacer un disco con temas de teleteatros, grabar con Pimpinela, tocar tres notas en la guitarra de Lolo, etc., o bien empezar una carrera en un trance zomba para terminar siendo tarareados hasta por la abuela, el remisero, el carnicero, Carnaghi, el canillita, Caniggia y el portero del edificio.