sábado, 23 de enero de 2010

Metallica - Estadio River Plate, 22/01/10





Así como en 2003 me quedé mirando como un idiota mi inservible entrada al enterarme de la cancelación, ayer contemplé la revancha (palabra que figura en todas las crónicas…) estupidizado ante la estupenda performance de estos cuatro tipos totalmente carentes de piedad a la hora de partir cabezas y destrozar tímpanos.

Cualquier juicio negativo que se haya levantado hacia la banda californiana a raíz del fallido concierto de la gira presentación del insoportable St. Anger (2003) ha perdido ya su sentido. Y todo fan o admirador que ose haberse ausentado de las veladas del jueves y viernes amparado en un caprichoso rencor sin final, merece ser considerado sin más como un “pelotudo”. Me consta que los hay. ¡Si yo mismo decía que para esta fecha iba a tener cansancio físico y mental!

Qué va. Decenas de riffs disparados como ametralladoras, tempos imposibles, ejecuciones perfectas y prolijas, pirotecnia sonora y pirotecnia de verdad, gran sentido del espectáculo, set-list inmejorable, más algunas graciosas muestras de demagogia conformaron un show que debe haber colmado hasta al más escéptico de los concurrentes, exceptuando a los oyentes que se irritan con los clisés del rock de estadio.

Por supuesto que Metallica respeta (y explota) a rajatabla esta idea del show de rock como entretenimiento (y la empresa patrocinadora también: Time for Fun…), y yo soy de los que creen que nada tienen de malo los grandes shows cuidadosamente cronomentrados, cuya teatralidad los obliga a dotarse de cierta previsibilidad.

Además este cuarteto tiene unas armas secretas que no lo son tanto, pero que a la hora de enfrentar a su audiencia hace como si lo fuera: un rico repertorio que permite interesantes variantes en cada show, números fijos inefables (“Enter Sandman”, “Master of Puppets”, “Sad But True”), grandes momentos (“Ride the Lightning”, “Fight Fire With Fire”, “One”, “Battery”), una polenta envidiable y una entrega total.

Y así, luego de dos horas y pico, todos contentos nos vamos a casa sabiendo consciente o inconscientemente que tantos años en el mercado les ha permitido a Hetfield, Ulrich y Hammett (miembros históricos del grupo) tenernos bien agarrados de las pelotas. Qué importa, total…

Set-list: Creeping Death - Ride The Lightning – Fuel - The Four Horsemen - Fade To Black - That Was Just Your Life - The End Of The Line - Sad But True - Broken, Beat & Scarred - The Judas Kiss – One - Master Of Puppets – Battery - Nothing Else Matters - Enter Sandman. Stone Cold Crazy - Fight Fire With Fire - Seek and Destroy.

15 comentarios:

Nahuel dijo...

Yo me quede con ganas de ir a ver a la banda careta del metal, falta de plata es la razon y ni siquiera por radio pude seguirlo.

Parece que sonaron bien, lo vi por tn pero el audio de dicho canal era pauperrimo y segun lo que escuche a Hetfield se le esta acabando mal la voz... o pareciese al menos en esa triste transmision.

Por otro lado: ¿Es cierto que quedan poco menos de 10 recitales en el frizzer?

Encima escuche que el muerto de axl rose y su banda ya tiene 2 reservados... 2 fechas tiradas a la basura.

La niña santa dijo...

Me alegra que lo hayas disfrutado. No soy fan de Metallica, nunca lo fui, y no me cabe eso de ir a ver una banda "por el hecho histórico", me parece cualquiera. Conozco muchas personas que el año pasado gastaron fortunas en recitales de bandas de las que no conocían un solo tema pero "había que estar ahí". Quièn dice??!
En fin, eso, que no me arrepiento de no haber ido, que reconozco que la banda es grosa y que me alegra que lo hayas disfrutado hasta volarte la peluca.
Salù!

Perry Mastrángelo dijo...

Nahuel:
no sé a qué te referís con banda careta, si bien yo diría eso de Coldplay, por ej.
Fue un concierto digno de ser visto, y la voz de Hetfield le debe tanto al vodka como al paso del tiempo.
Por otra parte, parece que sí, se limita el nro de shows en River.

Asimismo, disiento en lo de "muerto" a la hora de referirme a uno de los últimos tipos que en su momento armó lo que se conoce como QUILOMBO. Sí aplicaría dicha descripción a un Clapton, por ej.

Saludos.

Niña: lo disfruté como un Niño. Gracias, y salud! Buen año.

Nahuel dijo...

Jeje careta por lo que dicen varios por ahi (metaleros resentidos), no es mas que un poco de sarcasmo no lo tomes a mal.
Aclaro que Metallica es de mi gusto.

Por otro lado a "muerto" (quizas algo agresiva mi expresión) referido a este personaje es por la razon de haber renacido de las cenizas sin gloria quizas era mejor que se quedase donde estaba.

Hay algo que me intriga, donde tocaran las bandas con grandes cantidades de público? recuerden que el club ciudad tuvo su último concierto de la mano de Gustavo Cerati.

Te felicito por tu blog, de verdad es muy interesante.

Saludos

Atte.

Perry Mastrángelo dijo...

Nahuel:
Todo bien. Entiendo y respeto tus argumentos. En lo que refiere a Axl, yo utilizo criterios similares hacia otros artistas, a tal punto que la mayoría de las veces prefiero reservarlos para no tener problemas.

Realmente no sé a dónde irán a parar los shows de concurrencia media. Hace poco comentaba con un amigo la necesidad de lo que afuera llaman un "arena", estadio cerrado para unas 25.000 personas...

Si las patrocinadoras no se las arreglan para conseguir nuevas locaciones, me arriesgo a decir que estamos frente a una especie de censura o represión al rock, una magnificación de lo que hizo el Estado con el under a raíz de lo de Cromagnón.

Me gustaba el Campo Argentino de Polo. Y el hipódromo de San Isidro parece perfilarse, solo que no creo que dure mucho, y hay que ver cuál productora lo acapara.
Fuera de estas locaciones caballunas y oligarcunas no se me ocurre nada.

Saludos

Anónimo dijo...

...iban cinco minutos de partido. Corre como una gacela para detener al hábil contrincante que se acercaba peligrosamente al área. A pocos metros de lograr el heroico objetivo la torpeza, el peor enemigo de los futboleros de modestos recursos, le juega una mala pasada. ¡Cae al piso tropezando con la mismísima nada! Su tobillo no tolera aquel nefasto acto de inhabilidad extrema y se lo hace pagar con un fuerte esguince.
Todas las grandes jugadas y gloriosos goles que había imaginado para dicho encuentro se esfuman de su mente en aquel instante. Con gran dolor abandona el campo de juego asistido por compañeros y contrincantes. Entre risas burlonas se reanuda el juego y él espera fuera del campo de juego ser llevado a una guardia médica.
Varias horas después enyesado en su morada, amargado, sin encontrar una explicación a aquel suceso se da cuenta que se verá imposibilitado de asistir al recital para el cual había sacado las entradas esa misma tarde del citado accidente…

PD: Y si me perdí a Metallica por boludo

Perry Mastrángelo dijo...

Dada la baja de su jugador predilecto, encargado de los tickets metaleros, el DT Gutter dispuso una nueva estrategia ofensiva para encarar el resto de la jornada:
Cuesta jugaría desde temprano acompañando al lesionado al retiro de los pases; Mastrángelo a su vez se apersonaría en el domicilio de éste a los fines de facilitarle el propio al entrenador.
Mientras, el coach, auténtico ajedrecista, esperaría su entrada en la tranquilidad de su hogar amparado en reuniones de trabajo poco creíbles.

Nahuel dijo...

Y eso de arriba???

Maldito Anónimo spammer!

El problema de el campo de polo y el hipodromo es que son lugares muy abiertos y creo que el sonido se disiparia rapidamente (no lo se muy bien por que la unica vez que se me ocurrio ir no puede y me perdi a Oasis) una arena seria genial, pero es imposible aqui en Argentina, la cancha de velez es una buena opcion y mejor acustica seguro se va a conseguir o sino esperar que reformen la Bombonera, pero imagino que es mucho mas caro alquilar una cancha que un campo.

Lo que sea menos censura!

Saludos

Atte.

Perry Mastrángelo dijo...

Está el Parque Sarmiento también, como lugar abierto. Recuerdo el gimnasio, al que tuvieron que apelar creo que porque Obras estaba en reformas. Eso sí que sonaba para el orto. Menos mal que lo tiraron a la mierda...

Juan Patricio dijo...

Antes que nada quisiera identificarme como "pelotudo", o al menos perteneciente a tan numerosa familia (en todo sentido). Habiendo tenido una etapa tan buena (los 4 o 5 primeros discos), estoy orgulloso de no haber ido a verlos después de que me metí la entrada del recital anterior en el ojete. Mr. Perry, dejeme sumarle un motivo más a ese rencor: antes de cancelar el show de aquella vez por "motivos de agotamiento mental y físico", Metallica sacó un documental marketinero en el que decían aque ahora estaban mas heavies que nunca, que nada podía frenarlos, que el bobo de Hetfield no necesitaba más del chupe (fuel) para tocar, etc. Ese chamuyo marketinero un mes antes de la cancelación del recital me hizo enfurecer muchísimo, y enlistarme en las filas del "pelotudismo".
Otros motivos para odiar a estos 3 ganzos (Trujillo no lo es): son la banda más rica del metal y todavía joden con la descarga de música/derechos de autoor; no sacan un disco decente desde el famoso Disco Negro; son pro guerra imperialista yanqui; lo forreaban a Jason Newsted y, last pero no least, echaron al semidiosmusical-oídosupremo Dave Mustaine.
Perdón por lo largo del post, pero es un tema que me toca las tachas más íntimas.

PD: Como dijo alguien, si fueran los Beatles, Hetfield sería el bobo de Paul, y Mustaine el genio creador de Lennon.

Perry Mastrángelo dijo...

Juan Patricio:

No se sienta agredido por la denominación arbitraria de "pelotudo". Recuerde que en este blog algunos términos se subvierten de manera caprichosa.

Yo rescato la capacidad de los muchachos para dar un buen espectáculo, para el cual ni siquiera pagué un precio exhorbitante, según los costos actuales.

Por otro lado, yo también me he cansado de fumarme los argumentos marketineros de varios de mis grupos favoritos, nombres sacrosantos para mí. (Roger Waters ha descargado con furia toda clase de munición contra la industria, el sistema, que pin que pan, esa misma industria que lo hizo magnate... etc.)

Si vamos a desnudar las contradicciones de cada uno de nuestros ídolos musicales, mejor dediquemos nuestro tiempo a otra cosa, como por ejemplo, mirar TV.

Están los discos, los gloriosos e intocables discos; los buenos shows, los tiempos mejores y los tiempos peores. El resto me importa un pito.

Anónimo dijo...

El que pretenda de una banda de metaleros más de buenos discos y buenos shows tiene grandes chances de sentirse defraudado una y otra vez.

PD: El bobo de Paul? Blasfemia!

Perry Mastrángelo dijo...

Tal cual, eso de Paul/bobo vs Lennon/genio es uno de los clisés más berretas de la historia.
Es un argumento que no se sostiene ni con el mejor suspensor!!

Anónimo dijo...

Todo muy lindo... pero hace cuánto no saca un buen disco Metallica?

Perry Mastrángelo dijo...

Y... eso es relativo. Conozco gente con criterio a la que le gusta Load y Reload.

Creéme que me dan más confianza que algunos iluminados que he conocido, que alegan que A Kind of Magic de Queen es obra maestra...