miércoles, 9 de marzo de 2011

Cerati básico revisitado: Siempre es Hoy (2002)




I. Un medio tan corrupto como Rolling Stone solo puede tener como deporte favorito el repartir a mansalva cuatro estrellas (que corresponde a la calificación “excelente”), practicado en función de no entorpecer la venta de determinados productos discográficos. Pero independientemente de los intereses en juego, lo que más molesta es la poca distancia entre lo que se lee y lo que el fan promedio quisiera leer, algo que deja al desnudo las estrategias de supervivencia de algunos críticos de vasta trayectoria.


II. Lo cierto es que para muchos de los que han intentado apartarse de la visión talibán del fanático y de los signos inequívocos de la complicada economía hogareña de los escribas, Siempre es Hoy (2002) representó el primer paso en falso en la carrera solitaria del ex Soda Stereo, o en el mejor de los casos, una rara transición. Terminaba el año 2002, y el país aún en llamas iniciaba un período de lenta pero sostenida recuperación económica. El plan de austeridad aplicado por la mayoría de los habitantes del país incluiría el rechazo de BMG a editar el sucesor de Bocanada en formato doble, lo que a la larga evitará un tropezón aún mayor.

Sin embargo este mismo movimiento habilitaría a Cerati a incluir casi todo lo que había grabado en su nuevo estudio de Florida desde el inicio de las sesiones en 2001, consiguiendo atiborrar el CD con más de setenta minutos de canciones que a priori daban cuenta de un sonido más áspero y despojado y, en lo lírico, de los novelescos vaivenes amorosos del músico. El tironeo, que fuera bien retratado por la prensa del corazón, ahora parecía ser entre el extinto matrimonio con la madre de Benito y Lisa y la redentora presencia de la nueva musa inspiradora, la modelo y música Déborah Del Corral.

A modo de presentación de este nuevo romance, “Cosas imposibles”, primer tema, engancha con su rítmica cool, y su resolución parece sacada de un buen manual de hits. La extensa coda, inundada de pausas y ruiditos electrónicos, introduce la práctica del final abierto, demasiado frecuente en Siempre es Hoy, aunque con más aroma a falta de ideas que a laissez faire. En la misma senda, “No te creo” y su groove entrecortado alberga una pesada artillería de frases hirientes y de paso desnuda formalmente lo que tal vez constituya el gran error del disco: la elección de Sacha Triujeque (de Control Machete) para el rol de productor, quien tendría una injerencia fundamental en el marco musical global del disco. No obstante, y más allá de los innecesarios scratches del DJ Javier Zucker, la pista se rescata gracias a su corta duración y pegajoso estribillo. Acto seguido, el efectivo electro-pop de “Artefacto” da lugar al bonito aunque nada descollante acústico “Nací para esto”, y es ahí cuando empiezan los verdaderos problemas.

“Amo dejarte así” naufraga en su forzada sensualidad cargada de arreglos electrónicos poco interesantes. Lo mismo para su hermana gemela, “Tu cicatriz en mí”. El séptimo track, “Señales luminosas”, directamente rankea entre las peores composiciones del músico en virtud de su insulso desarrollo y opaca referencia a Sueño Stereo. En consonancia con esto, el tema jamás sería interpretado en presentaciones posteriores.

Cual oasis en el desierto, “Karaoke” retoma magistralmente el camino del buen gusto de la mano de su gran dinámica y lírica subida de tono, en tanto que “Sulky” recupera la veta folklórica de Gustavo y hace gala del aporte del bombista Domingo Cura, quien añade una particular belleza orgánica a las finas capas secuenciadas que lo sostienen. Ahora bien, lo que sigue a este eructo de creatividad es una verdadera procesión de atrocidades.

“Casa” y “Camuflaje”, no tienen nada que envidiarle al lounge más berreta, y su destino hubiese sido más justo para todos si tan solo hubieran quedado en el freezer hasta la aparición de alguna oportuna colección de out-takes. Por su parte “Altar”, directo al podio infernal junto con “Señales luminosas”, incita al salto de pista en su transcurso anodino, amén del imbécil rap de Tea Time (del grupo chileno Los Tetas), que redondea el enésimo fracaso por hermanar dos tradiciones difíciles de conciliar. (R.E.M. tendría la misma pésima idea un par de años después en su tedioso Around the Sun).

Luego, en “Torre de marfil” y “Fantasma” reaparece el Cerati crooner, pero pese a las buenas intenciones, como el aire bossa-nova del primero y la misteriosa atmósfera del segundo, el disco se halla a esta altura, aún restando tres temas, al borde del precipicio. El ya agotado y valiente oyente crítico debe enfrentar todavía la épica de “Vivo” (que cuenta con el piano de Charly García), acaso lo más inspirado de la interminable segunda mitad del trabajo, para encarar la recta final. “Sudestada”, donde también interviene García, quedará reservada para la sección del pronóstico meteorológico de los noticieros. Y, por fin, “Especie” y su extraña progresión de acordes cierra el tercer trabajo de Cerati con un signo de interrogación que lo único que no cuestiona es la devoción del artista por su nueva pareja.


III. Siempre es Hoy tuvo una acogida muy moderada, ambigua, lo que no impidió al ex Soda reventar cada locación donde se presentara. De hecho, en la gala del Luna Park de marzo de 2003 se pudo ver a un Cerati con banda renovada tratando de alejarse alegremente de la pachorra de la era Bocanada, gracias a la inyección de energía que le posibilitaron algunas de sus nuevas canciones.

Sin embargo esto no salva al disco de ser lo que es: regular, ni más ni menos. Podremos pensar en una suerte de mimetización entre la difícil coyuntura argentina y la falta de rumbo de un artista al que le llevaría unos años más (re)acomodarse en el panorama. Podremos postular un cómodo contagio del “vale todo” a lo Calamaro, aceptado y aclamado por miles de personas que aplauden hasta su paso por los mingitorios… pero es más fácil simplemente evitarlo, guardar tres o cuatro temas en un playlist, y a otra cosa.


Sello: BMG.

Track-list: Cosas imposibles. No Te Creo. Artefacto. Nací Para Esto. Amo Dejarte Así. Tu Cicatriz En Mí. Señales Luminosas. Karaoke. Sulky. Casa. Camuflaje. Altar. Torre De Marfil. Fantasma. Vivo. Sudestada. Especie.

Links:
Andrés Calamaro – El Salmón (2000)
Ocio – Medida Universal (1999)
Depeche Mode – Exciter (2001).


25 comentarios:

Mochín Marafioti dijo...

Probablemente quien le de cuatro estrellas a este disco nunca lo escucho entero.
Sin ponerme a analizarlo mucho (ya que tan bien lo hizo usted) diría que es espantosamente aburrido!
Hasta me molesta escucharlo de fondo mientras hago otras cosas.

Sr. Alga dijo...

Pensar que este disco nacio en una epoca donde aparecieron otras bostas del peor tipo como Exciter, el disco de reunion de Los Prisioneros, y Cerati nos decepcionaba con esta broma de mal gusto. Siempre odie Cosas Imposibles, sobre todo tu estupido video, y el resto es mejor no oirlo. Este es el peor disco de Cerati junto al 11 Episodios Simfonicos, quien se recuperaria en parte con el exitoso Ahi Vamos

Saludos

Peluxx Hangover Cardonexx dijo...

Señor Mastrángelo:

Debo decir que usted tiene unos huevos ASÍ de grandes.

Excelente crítica.

Juan Invernal dijo...

Bueno la Rolling es un medio especialista en eso, si sale un disco de los Stones, por mas básico y repetitivo que sea, ellos menos de 4 estrellitas no le ponen, yo tengo la de Siempre, creo que incluso fue tapa en medio de un pantano.A mi me resulta un disco que cuando lo recuerdo me lleva a una época muy loca, así que poner los cuatro o cinco que andan y lo demás dejarlo en la hoguera.

Perry Mastrángelo dijo...

Peluxx: gracias nasales.

Juan: yo también tengo ese número, inclusive iba a escanear esa parte de la página, pero me la olvidé.
Tienen una política bastante estúpida de valoración. Sus criterios y líneas editoriales son demasiado burdas. La publicidad ha ganado la batalla definitivamente.

No sé si hoy día existen en castellano medios gráficos musicales confiables. Inrockuptibles hypea de lo lindo. Sobrevaloró el último disco de Placebo, una de las peores sandeces de la historia. La Mano no existe más, y no dudaba en sobrecalificar a Ciro, a Bersuit, a Calamaro.

Todo pareciera que queda en manos del "usuario": me refiero a Rate Your Music. Pero sirve como parámetro. En ese sitio hay grandes verdades pero también grandes injusticias.

Anónimo dijo...

ME HACES ACORDAR AL CAPITULO DE HOMERO SIMPSON CUANDO ERA TESTER DE COMIDAS! OJO CON LA SUBJETIVIDAD CON LA QUE JUZGAS PORQUE POR AHI UN DIA BARDEAS DESPUES DE HABER REBOCADO UNA PARED Y EL OLOR A CEMENTO PUEDE ALTERAR MAS TU ANALISIS.

Mastrángelo dijo...

Y vos me hacés acordar al típico comentario anónimo de internet... bien de "valiente". Rescato que al menos hayas sido educado.

Juzgo con subjetividad porque la objetividad no existe, y si creés que existe, te vendieron un buzón.

Diego Dietz Ambrosone dijo...

Claramente un disco regular de Gustavo, tiene piezas que realmente son increibles, pero uno siente constantemente que el disco no se termina más (principalmente en la 2da parte que tal como vos decis facil hay 5 temas que estan al pedo)aunque creo que las última 4 canciones salvan en cierto modo al disco de alguna forma.

Mastrángelo dijo...

Sí, tal cual Diego, ni más ni menos: regular.
Es cierto que en la recta final hay cosas buenas pero el punto es que a esa altura para mí ya está en el horno.

La gente debiera aceptar que los ídolos tienen traspiés y que nadie es indiscutible, esté vivo, muerto o en el medio. Siempre es hoy me parece insufrible, lo que no quita que tenga islotes de esa genialidad de Gustavo.

Saludos!

Lebel Leon Verdi dijo...

No comparto tu opinión, es un gran disco lo he disfrutado mucho y lo sigo haciendo, tu debes ser como algunos amigos míos que quieren escuchar siempre lo mismo y que se niegan a
aceptar lo nuevo, si algo agradezco a artistas como Cerati y Thom Yorke es que cada uno de sus discos suenan diferente, ellos no se repiten, por el contrario coquetean con lo electrónico y eso me encanta. críticos como tu decían que el Zooropa y el Pop habían sido malos discos y en lo personal son los que mas me han gustado al igual que el Siempre es hoy... por que? porque son diferentes nadie tiene derecho a limitar la creatividad de un artista y por gente cerrada como tu es que la industria del disco está en decadencia, yo te pregunto, si te crees tan genial y tan buen músico ¿cual ha sido tu aportación musical a este mundo, cual ha sido tu mas grande éxito, cuantos millones de discos has vendido? que bueno que no todos pensamos como tu y si escucharas bien Siempre es hoy verías lo genial es este disco.

Lebel Leon Verdi dijo...

Cuan hago referencia al Zooropa y Pop debo aclarar que me refiero a U2, aunque una persona lista lo sabría como como se trata de una persona con muy poco criterio como tu te lo aclaro... Salud...os!
P.D. ya deja de amargarte la vida este mundo solo gira en un sentido no pretendas ir en contra por que te vas a frustrar...

Mastrángelo dijo...

Hola, te respondo por partes:

1- No estoy amargado, simplemente Siempre es Hoy me parece flojo, muy flojo.

2- Leé mi reseña de Zooropa, fijate en las etiquetas y hacé click en la que dice "U2".

3- La calidad de un artista no se mide por los millones que vende. Hay gente que tiene una fama de boca en boca y que puede cambiarte la vida.

4- No cabe duda de que Cerati y Yorke son fuera de serie. De paso: ¿leiste por casualidad TODAS LAS ENTRADAS del Cerati y Soda revisitado?

5- Por otra parte, si vas a endiosar y aceptar como oveja todo lo que haga una persona, sea genia o no,.... el problema es tuyo y te deseo suerte. Discos como este demuestran que Cerati es humano y no una deidad.

Generar este tipo de reacciones me da la pauta de estoy de acuerdo con mi criterio.

Te envío un saludo cordial

Anónimo dijo...

Hago este comentario con cautela porque no soy un gran conocedor de la obra de Cerati. Recuerdo cuando salió el disco y el video de 'Cosas Imposibles' rotaba permanentemente en la tv. Lo odiaba, lo cambiaba instantáneamente. Hoy debo reconocer que -gracias a una apertura auditiva- es un disco a la altura de su tiempo, con una sonoridad actual y a disposición de todas las técnicas de producción en boga. Es cierto que el vanguardismo de Cerati nunca cayó bien, pero es una característica de su accionar.
Comparaban por ahi a Cerati con Yorke, y es una comparación muy aceretada, ambos permanecen en la búsqueda, inquietos, sin explotar permanentemente el recurso que los llevó al mainstream.
Pero no podría dar un veredicto acerca del disco, aun lo estoy experimentando (como oyente y como músico).
Tomo este post como puerta de entrada al blog. Muy buenas reseñas, quiza adolecen un poco cuando comienzan a desmenusar tema por tema, pero dan una buena óptica para encarar una escucha, sobre todo las reseñas de aquellos discos que son ajusticiados.

Saludos, Martín, Cap. Fed.

Mastrángelo dijo...

Hola Martín, gracias por pasar en un momento verdaderamente post-blog.

Tengo varios defectos en la escritura, relacionados con un estilo conciso que no agrada a todo el mundo. Mi débil tema x tema denota dificultades para la descripción al detalle. Muy buena tu observación.

Cerati es un artista al que admiro mucho, y de hecho Soda es el grupo al que más veces vi en vivo. Desgraciadamente ambos son aglutinantes de fanatismos talibanes y uno queda como el enemigo.

Volvi a poner Siempre es Hoy hace un tiempo y mi postura empeoró, pero mas allá de eso sigo creyendo que contiene elementos de gran calidad, que los Osama de más arriba no leer o no quieren leer. Les guste o no, a Gustavo, al gran Gustavo le llevo tiempo reacomodarse, y en ese lapso hizo cosas buenas, muy buenas, buenisimas y otras que no.

Si las personas aprendieran a desmitificar, lograrían una vision más amplia, abrir la cabeza, los oidos, como decías vos. Y desmitificar no es insultar, no es dejar de escuchar ni amar nada; es lo que es: aceptar que los artistas son humanos.

Un saludo y nuevamente gracias!

Pablo Prieto dijo...

Mastrángelo, sos un pelotudo te dedicas a enumerar las criticas q te hace anonimo, cdo la verdad si tanto sabes quien puta sos para decir, esto esta bueno, esto esta malo...quien sos..te quejas de Rolling Stone?? y opinas como si sos un gran critico...tal vez sos un gran musico, y x el de boca en boca nunca lograte nada...Choto, aprende de Cerati, q fue un tipo q se la jugo en cambiar y seguir un paso mas adelante buscando nuevos sonidos, melodias y x q no canciones..Choto das, pena..mediocre

Montoto dijo...

Hola buenas tardes. Es la primera vez que me topo con el Blog y la verdad es que la critica me parecio muy buena y acorde al disco aunque para mi Siempre es Hoy es uno de los mejores de Cerati solista pero bueno sobre gustos no hay nada escrito. Nunca se falta el respecto por la obra y a mi parecer no hiere suceptibilidades de aquellos fans de Gustavo. Gracias por tu aporte lo tomare en cuenta para mi blog montotodelcarlo.blogspot.com

Anónimo dijo...

Lo único que comparto de la critica es que el disco es demasiado largo y quizás combina demasiados géneros musicales y probablemente todo lo que paso en el contexto en la época de composición del mismo (la crisis económica del 2001/2002, el divorcio y nueva pareja de Cerati) influyo para mal. NO comparto para nada los comentarios que haces de los temas.

P. Mastrángelo dijo...

Y me parece bien, para eso está la posibilidad de un feedback constructivo. La verdad que yo no hallo a Cerati en ese disco, sino a cuentagotas; creo que ni él mismo se hallaba, pero justamente de eso se trata, de una búsqueda, que puede arrojar resultados magistrales (Bocanada) o no tanto, y en este sentido yo con Siempre Es Hoy preferí ser sincero. Si seguiste bien su trayectoria, bien de cerca, te darías cuenta de que el tipo se estaba reacomodando, un laburo muy arduo que le costó añares, y este álbum (y los Episodios Sinfónicos, que tampoco me gustan) quedó en el medio del proceso. Que es la palabra clave para cualquier análisis.
Saludos

Gustavo dijo...

Me parece que la crítica está bastante bien. Los únicos temas que vuelvo a escuchar de ese disco son Vivo, Cosas imposibles y Karaoke. El resto son olvidables.
No comparto lo de "la pachorra" de Bocanada. Es cierto que no es un disco movido, pero tampoco para quedarse dormido. Tiene varios temazos.

P. Mastrángelo dijo...

Gustavo, te agradezco el comentario.
Yo soy el primero en defender Bocanada (podes leer la reseña correspondiente en este mismo blog) y hasta pienso que es su mejor obra. Un Cerati puro, un derroche de ideas reprimidas.
La pachorra tiene que ver con cierto aire nocturno, que no fiestero, que me sugiere el álbum... reivindica cierta pereza (palabra que el autor utiliza en Beautiful) como forma de vida; recordemos que en esa época él tenía escasa exposición mediática, estaba bastante guardado en casa con la familia, donde se grabó el disco. Pachorra como sinónimo de vida hogareña, grabar en pantuflas, como él mismo confesó alguna vez. Siempre es hoy, separación con Amenabar mediante, intenta salir de eso, para mí de manera tambaleante, pero al parecer era la idea.
Saludos

Anónimo dijo...

Para mi es su mejor disco. Sobre gustos...

Anónimo dijo...

Buenas, tu crítica sobre este discazo es una poronga, deberían donarte un par de oídos y neuronas

P. Mastrángelo dijo...

Abajo de la reseña tenías la opción "sos un idiota" para calificarme, así te ahorrabas la palabra "poronga". Se ve que la economía no es lo tuyo.

Aguz25 dijo...

Coincido con tu análisis, y en lo personal no me agrada la etapa de Cerati comprendida entre la separación de Soda y la edición de "Siempre es hoy", en 2002. Una etapa de cambios en su vida, con la separación de Amenábar, la llegada de los 40 y ese repudio visceral que manifestaba a todo lo que lo ligara a Soda Stereo. Eso más el "pendeviejazo" que le produjo su relación con De Corral...
"Siempre es hoy" es un disco algo impostado, sobreproducido, pretencioso, sin alma...aburrido.
Con "Ahí vamos" se reconcilió un poco con su pasado y volvió a las fuentes, a ser el Cerati rockstar.

P. Mastrángelo dijo...

Gracias por comentar, lo lamento por los talibanes que no quieren ver eso que sintetizás de manera magistral: nada menos que el cuadro completo. Así estamos.
Saludos!