jueves, 16 de febrero de 2012

Mini Reviews 6






KING CRIMSON - Larks' Tongues in Aspic (1973)


Genial obra perpetrada por el Crimson más cáustico, con Robert Fripp, John Wetton (ex Family) y Bill Bruford (ex Yes) a la cabeza de una venenosa formación capaz de destripar al que se interponga. Métricas imposibles, momentos de reposo, delirantes improvisaciones, vanguardia, academia, y un gran caudal de tensión, en cuyo entramado adquiere grandeza la labor de los músicos ocasionales Jamie Muir (percusión) y David Cross (violín, mellotron), colocan a Larks' Tongues in Aspic en el cielo de las obras maestras del rock progresivo, marcando un nuevo hito en la cambiante carrera del Rey Carmesí. Este disco imprescindible es capaz de dejar al oyente atontado, como un insecto pisoteado y moribundo.


—————————————————————————————————


BARRY MANILOW – Barry Manilow II (1974)



Es difícil encontrar calificativos para describir esto. El diccionario ofrece términos como “flatulento”, “repulsivo”, “insultante”, pero tal vez sea mejor guardar esas palabras para lo más perverso de la industria cultural lobotomista. 

Barry Manilow es un cantante y compositor norteamericano nacido en 1943, que conoció el éxito mundial de la mano del gracioso hit “Mandy”, presente en este álbum de 1974 y acaso la única pieza rescatable del mismo solo por el hecho de haber resistido más de tres décadas en la memoria popular, amén de su sonoro estribillo, ideal para aullar en una noche de alcohol con amigos. 

El resto del disco, puro terrorismo auditivo, aparece tan indigno como el peor instrumento de tortura de campo de detención; un material que, no obstante, debe de haber servido de inspiración para discípulos de la talla de Air Supply o Peter Cetera, quienes por obra de una ciencia que desconocemos siguen llenando teatros en todo el globo. Del mismo modo, Manilow continúa su carrera, biaba y cirugía mediante, mientras sus discos se apilan polvorientos en cuanta batea de usados aparezca ante nuestros ojos.

5 comentarios:

elRúben dijo...

..jaja Manilow, que desgraciado.
Los únicos interesados en discos de Manilow son dueños de bares. A la hora de cerrar el local pone el disco y la gente raja mas rápido que en un incendio.

El de king crimson lo voy a escuchar, nunca escuche nada

Martín dijo...

Hasta el día de hoy jamas había sabido de quien es el tema "mandy"... Es cierto que todos los días se aprende algo nuevo, pero entonces cabe preguntarse si lo aprendido vale o no la pena lo cual vuelve todo un tanto confuso... En fin, dios tenga en la gloria aquellos gloriosos discos del Rey Carmín que tantos nos gustan...

Perry Mastrángelo dijo...

Vale la pena, porque en algún momento alguien te va a preguntar de quién es ese tema.. y vos lo vas a saber, lo que te va a hacer quedar como un verdadero erudito... o eructito, de modo que en realidad tenés razón.. no se sabe si es bueno o es malo saber ese dato.

De todos modos creeme que es peor haber tenido el "honor" de escuchar el disco entero y lo que es peor: que el mismo descanse entre tus vinilos.

Pero bueno, el que esté libre de pecado que tire la primera tintura.

Sr. Alga dijo...

Mi opinion sobre Larks lo exprese en una review que escribi hace unos meses. Pero recuerde que uno de los principales factores de ese disco fue el percusionista Jamie Muir, quien adhirio mas sonidos y enriquecio la calidad de este album, y como no, el violinista David Cross tambien hace lo suyo.
Manilow, bueh, Manilow es otro cuento... que no se debe contar.
Salud

Perry Mastrángelo dijo...

Tiene razón, Alga, es un dato fundamental que decidí en principio omitir en pos de la brevedad, con lo que dejé al "trío" como único depositario de la gran calidad de Larks', cuando eso no es así.

Enmendado ya, lo saludo.