jueves, 8 de mayo de 2014

R.E.M. - Reveal (2001)



Que R.E.M. era una gran banda no cabe duda. Que editaran discos decepcionantes tampoco debe sorprender; al fin y al cabo, es lo lógico de una banda cuya trayectoria abarca tres décadas y que está compuesta por seres humanos. Con los hechos ya consumados (el grupo se disolvió en 2011) es incluso más fácil ver las cosas en perspectiva, lo que deja remarcadas tres claras etapas en esta historia: los años “independientes”, desde la formación en 1980 hasta Document (1987), el salto al mainstream con el éxito consecutivo de Green (1989), Out of Time (1990) y Automatic For The People (1992) y todo lo posterior a la partida del baterista Bill Berry en 1997 por razones de salud. 

Esta última fase pues no ha suscitado precisamente cataratas de elogios, a veces con cierta razón, otras con un halo de injusticia. Reveal, en tal sentido, queda en el medio de una balacera entre la electrónica forzada (por las circunstancias) de Up (1998) y un renacimiento algo dubitativo, que parecerá completarse recién en 2008 con el macizo Accelerate.

Años de rechazo, diría Morrissey, al menos en cuanto a los trabajos de estudio, ya que cada show de la banda siguió representando un verdadero acontecimiento. Pero el paso de los años podría llegar a hacer justicia con Reveal, que digan lo que digan, al menos representa un digno esfuerzo con la mira fija en canciones de tiempos medios, sin estridencias y con mucha luz. Observen si no la frase inaugural de la radiante “The Lifting” (“Good morning / 6 a.m / The weather is fine”) o sin ir más lejos, el arte plagado de colores vivos con tomas de paisajes soleados.

Como era de esperarse, aquí vuelven a aparecer las referencias a los Beach Boys (“Beat a Drum”, “Beachball”, “Summer Turns to High”) y el pulso preciso de Peter Buck habilita pasajes loables como el hit “All The Way To Reno (You’re gonna be a star)”, con toda esa herencia de Roger McGuinn que el guitarrista ha logrado apropiar con maestría. También el single “Imitation of Life” se conecta con el esplendor de los primeros noventa en su elegante desarrollo y bonito estribillo de estadio. Asimismo, la lírica siempre inteligente de Michael Stipe evita comentarios políticos y se concentra en observaciones místicas, o bien estetiza situaciones cotidianas que bajo otra pluma caerían en la banalidad. 

En definitiva, puede que la mayoría, tal vez en atención a la mitad vacía del vaso, argumente que Reveal es un paso más en la decadencia de una de las más grandes bandas del rock norteamericano, facturado “con los ojos cerrados” o en piloto automático. Aquí, en cambio, preferimos creer que el álbum captura a un R.E.M. con todo su oficio tratando de levantar cabeza y que, aún completamente entregado al sonido radio friendly, se las arregla para mantenerse fiel a sus formas sin dilapidar el buen gusto. Sólo es cuestión de salirse del juicio consensuado para comprobar que el trío siempre tuvo un as en la manga.


Links: 
R.E.M. – Around The Sun (2004)
The House of Love – She Paints Words in Red (2013)
Echo & The Bunnymen – Flowers (2001)


2 comentarios:

Mariano dijo...

Grande Perry! Volviste. Este para mi es un DISCAZO, me encanta, para mi el único disco malo de REM es Around the Sun, aburridisimo y muy laaaaaaargo.

Gracias a tu posteo me reencontré con un temazo de Echo que no escuchaba hace siglos, It's Alright de Flowers. TEMAZO!!!

Mastrángelo dijo...

Cómo va ídolo! Para mí es un buen disco, igual que el de Echo. A ambos me los compré cuando salieron... para mí una época de gran absorción musical, ya que laburaba cerca de Abraxas y al menos una vez por semana pintaba ir a comprar o a escuchar música. Ahí me presentaron a Gary Numan, a Sparklehorse, a Sigur Rós, entre tantos otros.
Y Around The Sun es flojo, flojo, salvo el primer tema y poco más. No es casual que sea visto en bateas de feria, llenas de cosas que nadie quiere.
Salute!!