viernes, 15 de abril de 2016

Tom Petty and The Heartbreakers - Hypnotic Eye (2014)



(Reseña publicada en UltraBrit Mag Nº 10, marzo 2015)


En la contratapa de Hypnotic Eye, el más reciente disco de Tom Petty and The Heartbreakers, un bebé manipula un control remoto mientras su moderno plasma emite imágenes abrumadoras. Aunque ingenua, mejor parábola no se les pudo haber ocurrido: en un panorama plagado de artistas cuya mejor intención parece ser la de apabullar al consumidor con la mayor cantidad de estímulos posible, todos aquellos que se vieron obligados a ceder el paso han quedado a merced de su propia convicción y amor propio para salir bien parados ante el desafío que propone cada recambio generacional.

Sin embargo, a eso que en sí podría ser insuficiente, Petty le agrega buenas canciones, facturadas con la seguridad de quien ha visto demasiado, pero que comprueba cómo en pleno siglo XXI los mismos problemas de siempre siguen azotando a los seres traicionados por el Sueño Americano. Y justamente esta situación poco sorprendente es la que determina un nuevo desarrollo de lo mejor de los Heartbreakers, a saber, unas contagiosas ganas de rockear al amparo de un agreste despliegue de riffs, estribillos gancheros y líricas comprometidas.

Temas como “Red River”, el single “U Get Me High” y “All You Can Carry” responden a esta descripción, al tiempo que dilucidan una cuidadosa aplicación de la economía de recursos, patente en la escasez de sobregrabaciones y un amistoso clima de jam en pantuflas. También se verifica una fuerte presencia del blues, que agudiza la desolación y la bronca impresas en “Power Drunk” y “Burnt Out Town” y alcanza su punto máximo en el crudo retrato social de “Shadow People”, traducción de la impotencia que genera la paranoia reinante.

Ahora bien, más allá de las formas, lo que arroja este buen trabajo es hasta qué punto es factible demostrar vigencia y experiencia sin movidas rimbombantes de por medio, sino más bien simplemente “siendo”. Porque, al cabo, es probable que en los balances del año 2014 Hypnotic Eye tan solo termine calificando como mejor disco de los últimos cuarenta y cinco minutos. Por cierto, cuarenta y cinco minutos bien empleados. 

Links: 
Tom Petty and The Heartbreakers - Hard Promises (1981)
Tom Petty and The Heartbreakers - MOJO (2010)
Neil Young & Crazy Horse - Psychedelic Pill (2012)




No hay comentarios: